http://4.bp.blogspot.com/-NzulcTLQ3p4/Uzs9jbTzUjI/AAAAAAAAECI/y2bAF8v9ikc/s1600/AFE.png

AZUAY BOLIVAR CAÑAR CARCHI CHIMBORAZO COTOPAXI EL ORO ESMERALDAS GUAYAS IMBABURA LOJA LOS RIOS MANABI MORONA SANTIAGO NAPO ORELLANA PASTAZA PICHINCHA SANTA ELENA SANTO DOMINGO DE LOS TSACHILAS SUCUMBIOS TUNGURAHUA

Páginas

viernes, 8 de marzo de 2013

“Los Loros” intentan ser una vitrina de talentos


ESTE AÑO DEBUTARÁN EN EL BALOMPIÉ PROFESIONAL


Al momento el plantel tiene 20 elementos que laboran bajo la dirección de Douglas Intriago en las canchas de Sangolquí y el complejo El Carmen, en el sur de Quito.


El exjugador Bolívar Mosquera (c) es el encargado de la preparación
física en el plantel que actuará de local en Sangolquí.
Foto: Santiago Aguirre | El Telégrafo
Una  pequeña   laguna  con  botes para pasear  en ellos da el nombre al parque y a la cancha de fútbol que se encuentra en el  sector de Sangolquí (Valle de los Chillos). En La Laguna se  entrenan al menos dos veces por semana  Los Loros,    novel equipo que jugará  este  año   en  la segunda división de Pichincha.
Hasta el año pasado, el plantel militó en el balompié amateur y tras el ascenso, exjugadores como Jacinto Espinoza, Luis Mosquera, los hermanos Fabián y Eduardo Cubero, entre otros, decidieron hacerse cargo del manejo  deportivo  y administrativo del club.
Adquirieron  el  plantel  para   darle actividad  y  continuidad  a  las  carreras  de  los  jugadores   que   forman parte   de  las  122  escuelas  de  fútbol que auspicia el  Consejo Provincial de Pichincha. En esos equipos, pueden actuar solo hasta   los 13 años.
“La idea es ser una vitrina que exponga y venda jóvenes jugadores tanto en el ámbito local como  internacional y así  financiar  el equipo”, refirió Jacinto Espinoza, quien encabeza el proyecto.
Sobre el  gramado es posible encontrar  a exfiguras como el golero Sandro Borja y el   volante Roger Silva, quienes militaron  en Deportivo Quito y Aucas, respectivamente.
Sus físicos no han cambiado mucho. Por el  contrario, parece  que el tiempo se detuvo en ellos. La habilidad permanece intacta en quienes son el aporte de  experiencia en un  joven elenco, cuyo promedio de edad no sobrepasa los 21 años.
Entre los nuevos valores destaca el golero Ricardo Barahona, de 19 años. “Quiero entregar lo mejor de mí para crecer en este deporte y mejorar económicamente”, afirmó.
Hace un mes comenzaron los trabajos  del equipo  con la convocatoria para seleccionar a los jugadores que actuarán desde el 10 de marzo en el Campeonato Nacional de segunda categoría.  El debut será ante  el  club Chile. Hasta el momento son 20 los elementos seleccionados que entrenan en una sola jornada en períodos de 2 y 3 horas  para acelerar el proceso de adaptación.
“Alrededor de 400 muchachos se dieron cita para ser parte de los seleccionados. El  proceso fue  arduo y reflejó que los nuevos prospectos  tienen confianza en el proyecto a largo plazo que esperamos instaurar”, sostuvo el técnico Douglas Intriago.
El Consejo Provincial de Pichincha  es el principal auspiciante con el que cuenta el elenco que actuará como local en el estadio cantonal de Sangolquí, el mismo escenario en el que juega Independiente del Valle.
El club les proporciona a su plantilla implementos deportivos,  hidratación y atención  médica permanente. Además, se encuentran registrados en el  Seguro Social.
A diferencia de otros equipos, aquí el salario será por los 12 meses y no solo por los cerca de 10 que dura el torneo competitivo. Los refuerzos que tienen experiencia en equipos de primera categoría recibirán un sueldo de 400 dólares; mientras que los jóvenes que recién inician sus carreras ganarán mensualmente  un salario básico (318 dólares). El presupuesto general de esta temporada será de  150 mil dólares.
A más de la cancha de La Laguna, el elenco conocido también como la “Amenaza verde” cuenta con otro escenario para los entrenamientos: las instalaciones del complejo El Carmen, al sur de Quito.
En cualquiera de los dos lugares,  según decida el estratega, los futbolistas tienen que acudir de forma puntual a las 09:00 para iniciar primero con los trabajos físicos. De estos  se  encarga el ex futbolista que destacó en El Nacional y Deportivo Quito, Luis Bolívar Mosquera.
El “Chifle”, como se lo conoce,  con su voz altisonante,  inyecta ánimo y motiva a los jóvenes que llegan a una nueva prueba. La exigencia es extrema. Trotes, piques largos y cortos forman parte de la preparación, que de no cumplirse como él pide,  recibe un castigo. Diez flexiones de pecho o ejercicios abdominales veloces y bien hechos son el costo por no seguir las instrucciones.
El proyecto contempla además la adecuación de una vivienda para cerca de 30 futbolistas jóvenes con proyección que provienen de otras ciudades y provincias. 
Para  poder  cubrir los gastos que demande la construcción de la infraestructura, se piensa instalar un restaurante que a la vez alimente a los huéspedes  y se autofinancie con la dotación de comida para personas particulares.
“Deseamos que exista una persona encargada de cuidar a los chicos y dotarles de los alimentos diarios. El anhelo es  darles un hogar y suplir la ausencia de sus progenitores”, reiteró Espinoza.
Desde el 1 de marzo pasado  la vivienda fue  equipada  con implementos que garantizan  la convivencia de los jugadores: camas, colchones y cobijas. 

La apertura e inauguración  del  restaurante demorará al menos un mes. Se lo hará con el mismo  personal que labora en el hotel Mirador, propiedad de Espinoza.

Fuente Diario El Telégrafo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada